Sprache

Schriftgröße

Karl Friedrich Stellbrink

Retrato

Karl Friedrich Stellbrink, pastor protestante, nació 1894 en Münster. Era el mayor del grupo de religiosos. Había sido soldado durante la Primera Guerra Mundial. Posterior-mente vivió nueve años en Brasil, atendiendo a la gran colonia de inmigrantes protes-tantes alemanes. Durante algunos años fue un afiliado del partido nazi, se distanció de esta ideología y encontró en los capellanes católicos sus aliados en su resistencia a la dictadura.

Por su pasado, era un hombre controvertido. El, que fue condenado y ejecutado por ser enemigo del nazismo, llegó a Lübeck en el año 1934 siendo miembro del partido nazi. Respaldando el fundamento ideológico alemán-nacionalista del NSDAP, vio con buenos ojos y esperanza la llegada de Adolf Hitler al poder en 1933. Seguramente, al regreso de su trabajo pastoral en Brasil (1921–1929), llevaba en su corazón la imagen romántica de una Nueva Alemania.

Había sido victima del engaño de Hitler que, declarándose cristiano, utilizó un amplio  vocabulario bíblico. A través de un largo proceso de reflexión, tomó consciencia de que la simbiosis entre cristianismo y nacionalsocialismo había sido su terrible equivocación. Fue expulsado del partido por negarse a romper sus contactos amistosos con familias judías.

Su determinante punto de inflexión, viviendo su Damasco propio: Durante la ceremonia del entierro de un alto cargo nazi de la ciudad, se tapó el Crucifijo de la capilla del cementerio de Lübeck-Vorwerk con un abrigo. En este instante se percató del terrible odio al cristianismo que contenía la ideología nazi.

Stellbrink, que había recibido una educación anticatólica, se abrió hacía el ecumenismo. Su cambio fue total. Buscó el contacto con el grupo de  tres sacerdotes católicos y con el entorno de la familia Von de Berg, que tenía una función central dentro de la comunidad católica de Lübeck.

Le convencieron los sermones y cartas del obispo de Münster Graf von Galen, que irrefutablemente mostraron el verdadero carácter del poder nacionalsocialista y su total desprecio por los  derechos humanos fundamentales.

Juntos multicopiaron y distribuyeron diverso material informativo, que luego fue el motivo legal, para su detención, condena y ejecución.

En el sermón del Domingo de Ramos de 1942, después de un terrible bombardeo aliado de la ciudad, proclamó: “Esta noche Dios ha hablado con potente voz - también en Lübeck se volverá a rezar”. Después de este sermón fue detenido por la Gestapo.

Stellbrink, como muchos otros teólogos protestantes de cierta edad, estaba anclado en una tradición, que mantenía una posición antijudaica y anticatólica, bajo la divisa “Contra Roma – Contra Juda”. Ambos  eran considerados “germanófobos“ y elementos extraños al “ser alemán”. Superados sus prejuicios, su actuar cambió totalmente.

El Pastor Karl Friedrich Stellbrink recorrió un largo camino. Le llevó desde sus posi-ciones nacional-alemanas y nacionalsocialistas a otras convicciones totalmente opues-tas a las  anteriores y que determinaron la última fase de su vida. Se convirtieron en el nexo causal de su condena.

 

Texto: Bernhard Groten, Irún, España

 
Karl Friedrich Stellbrink Karl Friedrich Stellbrink

Más información en alemán

 
www.heiligenlexikon.de

www.gdw-berlin.de